essay writing

Filosofia

Para Colegio Patria, los alumnos son poseedores de una naturaleza física y racional, capaces de adquirir conocimientos, de procesar ideas y conceptos que corresponden a los procesos que tienen lugar en la naturaleza y en la sociedad en la que viven. Tienen la facultad de percibir el mundo que le rodea y disponen de capacidad para asimilar los distintos estímulos que reciben, de manera que, mediante el ejercicio de la razón y de la inteligencia, son capaces de identificarlos en momentos y escenarios distintos. Ante las múltiples experiencias sensibles, la práctica de la razón, la inteligencia y la capacidad de conocer, exclusivas de la especie humana, conducen al individuo a la organización de los estímulos para establecer relaciones y jerarquías que permiten reconocer leyes universales, emitir juicios, identificar acontecimientos complejos, no evidentes, pero que son parte de la realidad y se manifiestan en los acontecimientos naturales y sociales.

Este proceso permite alcanzar la verdad de lo que acontece, entendida ésta como la mayor certeza posible con base en los conocimientos acumulados hasta el momento. A este conocimiento contribuyen dos características: la voluntad y la imaginación. La primera como impulsor de una mayor y mejor comprensión; la segunda como capacidad para descubrir relaciones más complejas, no evidentes a los sentidos. Pero no basta. Conocer la verdad es inútil si queda en el ámbito individual. Es preciso compartirla para que adquiera reconocimiento, pase a formar parte del acervo de nuestra especie y se convierta en desarrollos que beneficien a la sociedad. El individuo creador de conocimientos reconoce su ser social y aporta sus capacidades intelectuales a favor de la comunidad; con ello, contribuye al bienestar de la humanidad y a la acumulación del saber humano.

Para Colegio Patria es fundamental que los alumnos adquieran conciencia de la importancia de vivir en sociedad, de que los actos de una sola persona trascienden, en menor o mayor medida, e inciden en el desarrollo y futuro de su comunidad, por lo que conllevan una postura ética y una ineludible responsabilidad social. Por ello, la adopción de valores es un tema primordial, que se inculca cotidianamente en los salones de clase. Los actos humanos tienen dos escenarios: el individual y el colectivo o social. El primero implica el ejercicio del derecho a la vida privada, en la que sólo tiene dominio el individuo y no debe ser interferida por nadie más; el segundo se refiere al desempeño del individuo en su comunidad, donde influyen sus acciones y donde es influido por los actos de sus congéneres.

Ambos territorios se ven influidos entre sí con frecuencia, por eso es importante que las acciones de todo individuo tengan un fondo moral que no signifique lastimar o vulnerar a las demás personas de la comunidad. El problema es complejo. Por su naturaleza, la ética y los principios morales no pueden ser objetivos; al contrario, estamos en el terreno de la subjetividad, la cual determina la actuación personal. Sin embargo, para establecer bases que permitan el desarrollo de las sociedades, es necesario apelar a conceptos y enunciados de carácter normativo universal, válidos y aplicables a nuestra época, cultura y lugar, que faciliten la convivencia y la vida del hombre en sociedad. Estos conceptos, que guían a las personas hacia el bien, son llamados principios éticos universales.

Son conceptos amplios que pueden ser delimitados en aspectos específicos; por ejemplo, existe el valor universal denominado amor, y éste puede ser delimitado como amor a la verdad. A ellos en Colegio Patria los conocemos con el nombre genérico de Valores. En orden alfabético, los Valores que promueve nuestra institución son: Amistad, Amor, Armonía, Autodisciplina, Bondad, Calidad, Confianza, Convivencia, Fraternidad, Honor, Honradez, Innovación, Justicia, Libertad, Paz, Progreso, Respeto, Responsabilidad, Solidaridad, Superación, Tolerancia y Valentía Además de la capacidad de conocimiento y de la adopción de principios éticos, el ser humano se caracteriza por el desarrollo de concepciones y técnicas que le permiten recrear la realidad, reelaborarla, de manera que adquiera nuevas dimensiones y proporcione disfrute y placer, más allá de lo que originalmente motivó a quien realiza esta recreación.

La realidad a la que se refiere este acto creativo puede ser externa o interna. La primera adquiere del mundo exterior elementos que impactan nuestros sentidos, los sintetiza y transforma para proponer una nueva percepción de ellos; la segunda tiene lugar en la capacidad de imaginación, el razonamiento, los sentimientos y la peculiar percepción de la persona que expresa y muestra a la colectividad su personal mundo interior. En ambas perspectivas, acudiendo a técnicas e interpretaciones preexistentes, del hombre surgen nuevas relaciones, métodos y significados que apelan al sentido de la belleza de quienes disfrutan la obra, ya sea mediante la simple contemplación o a través de la actividad intelectual del individuo. En el ámbito de la estética, las diversas manifestaciones y expresiones artísticas son actores de primera importancia en Sociedad Cultural Colegio Patria, S. C. Música, pintura, danza, literatura, artes escénicas y plásticas encuentran aquí terreno fértil.

La transmisión de conocimientos teóricos y técnicas, así como el desarrollo de las habilidades artísticas son vías de expresión creativa que fortalecen la identidad cultural y canalizan positivamente el potencial creativo, de ahí su importancia en el proceso de formación integral de los individuos. Entre las facetas del ser humano está el aspecto físico. La preparación de la estructura orgánica es fundamental para la formación integral de la persona. Cultivar y fortalecer la naturaleza físico-atlética a la par de los conocimientos, los principios éticos y las habilidades artísticas es condición indispensable para el equilibrado y sano desarrollo de todo individuo. No sólo se trata de reconocer nuestra condición terrenal y temporal; es, también, la preparación corporal para un óptimo y duradero tránsito por la vida. En efecto, la superación de retos físicos, individuales y colectivos, forjan el carácter de las personas.

Mediante los sistemas de competencia de las diversas disciplinas deportivas, las personas construyen la noción del trabajo en equipo, el espíritu de superación, la costumbre a persistir hasta culminar con éxito una tarea, mostrando decisión y disposición de ánimo para vencer las adversidades y problemas que se presentan al hombre en los escenarios en que actúa. Por ello, Colegio Patria fortalece la formación y el desarrollo físico de su comunidad escolar.

En resumen, la filosofía de Colegio Patria reside en el desarrollo de la persona como un ser individual, ligado a su comunidad a través de un elevado sentido social, que se desempeña comprometido con la verdad, poniendo en práctica los conocimientos científicos adquiridos y los desarrollos tecnológicos a su alcance, acción que realiza en concordancia con los principios y valores éticos universales en la búsqueda del bienestar social e individual. Asimismo, considera el despertar y apropiación de conocimientos estéticos que le permiten discernir, valorar y disfrutar las diversas ofertas culturales y las creaciones artísticas.

Además, da una posición estratégica al desarrollo físico como una vía que prepara al alumno para superar los retos que la vida le impondrá como adulto, tanto en sus responsabilidades profesionales como en las personales, ya sea en el ámbito individual o en el social. En esencia, nuestros alumnos son individuos concientes, empeñados en transformar su entorno a través de esfuerzo continuo y de la aportación de todas sus capacidades para alcanzar mejores condiciones de vida, en las que el bienestar sea una constante.